Evangelio 17 Agosto |Obtendrás como herencia la vida eterna

RESUMEN DEL EVANGELIO, MARTES 17 DE AGOSTO

Mt 19,23-30: En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Yo os aseguro que un rico difícilmente entrará en el Reino de los Cielos. Os lo repito, es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja, que un rico entre en el Reino de los Cielos». Al oír esto, los discípulos, llenos de asombro, decían: «Entonces, ¿quién se podrá salvar?». Jesús, mirándolos fijamente, dijo: «Para los hombres eso es imposible, mas para Dios todo es posible».

Entonces Pedro, tomando la palabra, le dijo: «Ya lo ves, nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido; ¿qué recibiremos, pues?». Jesús les dijo: «Yo os aseguro que vosotros que me habéis seguido, en la regeneración, cuando el Hijo del hombre se siente en su trono de gloria, os sentaréis también vosotros en doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel. Y todo aquel que haya dejado casas, hermanos, hermanas, padre, madre, hijos o hacienda por mi nombre, recibirá el ciento por uno y heredará la vida eterna. Pero muchos primeros serán últimos y muchos últimos, primeros».
__________________________
MI COMENTARIO

«Yo os aseguro que un rico difícilmente entrará en el Reino de los Cielos»

Pidamos por Afganistán que está siendo maltratada por los talibanes. ¿QUÉ ESTÁ PASANDO EN AFGANISTÁN? Los talibanes, un grupo militante que gobernó el país a fines de la década de 1990, han vuelto a tomar el control. … Después de bombardear todo el país en los últimos días, el gobierno respaldado por Occidente que ha gobernado el país durante 20 años se derrumbó.

Mensaje del evangelio de hoy: Jesús advierte contra los obstáculos que suponen las riquezas para entrar en la vida eterna, es decir, el cielo.

1. Y, sin embargo, sabemos por los evangelios que Jesús amó y llamó a hombres ricos, sin exigirles que abandonaran sus responsabilidades. La riqueza en sí misma no es mala, sino su origen si fue injustamente adquirida, o su destino, si se utiliza egoístamente sin tener en cuenta a los más desfavorecidos, si cierra el corazón a los verdaderos valores espirituales (donde no hay necesidad de Dios). No a todos llama Dios a desprenderse del dinero y vender todo. Pero Jesús deja claro los peligros que puede llevar el tener mucho dinero. El rico puede tener este peligro, si no se cuida: se encuentra muy seguro de sí mismo, se encuentra muy seguro en sus riquezas. El rico es el que planifica su futuro, sin tener en cuenta a Dios, porque, en realidad, su condición acomodada le permite vivir como si Dios no existiera. El rico se monta su propio reino, uno en el que no se prevé el ocaso, un reino que no parece tener fin y que es absolutamente incompatible con el Reino de Dios.

2. El dinero, bien conseguido, es un bien y un talento que Dios nos concede. Pero el bien, si no se invierte, se pierde, dirá el papa Francisco; porque la grandeza de nuestra vida no depende de cuánto acaparamos, sino de cuánto fruto damos. Cuánta gente pasa su vida acumulando, pensando en estar bien en vez de hacer el bien. ¡Pero qué vacía es una vida que persigue las necesidades, sin mirar a los necesitados! Si tenemos dones, es para ser dones” (Papa Francisco, IV Jornada Mundial de los pobres).

3. ¿Qué hacer entonces con el dinero honesto? Usarlo para llevar una vida digna, educar a los hijos, dar trabajo a empleados y ayudar a los pobres. De esa manera, se vivirá con el corazón desprendido y libre. Y podremos dormir serenos y con la conciencia tranquila.

Pidamos esta gracia hoy a Dios: usar correctamente el dinero. Jesús nos da ejemplo, pues vivió pobre. La Virgen, también. Y muchos santos y santas. Les mando a cada uno la bendición de Dios, P. Antonio Rivero, L.C.

NOTICIA DE LOS TALIBANES QUE SE APODERARON DE AFGANISTÁN: