Evangelio 15 Octubre | Quien se acerca a la iglesia debe encontrar las puertas abiertas

JUEVES 15 DE OCTUBRE

RESUMEN DEL EVANGELIO, JUEVES 15 DE OCTUBRE
FIESTA DE SANTA TERESA DE JESÚS, LA DE ÁVILA

1. Es obligado hablar un poco de esta gran santa y doctora de la Iglesia nacida en Ávila, mi ciudad. ¿Qué nos enseña santa Teresa? El camino de perfección para llegar a la unión e intimidad con Dios, mediante la oración. Maestra de oración. Pero también era una mujer práctica y organizada, fundadora de varios conventos. Ella fue, junto con su director espiritual, san Juan de la Cruz, también de Ávila, reformadora de la Orden del Carmelo. ¿Qué pedimos hoy a Dios, por intercesión de santa Teresa, en la oración de la misa? “Concédenos alimentarnos siempre con su doctrina espiritual y arder en el deseo de la verdadera santidad”. Por tanto, ¡fuera de nuestra vida la desidia, la pereza en la oración y la vida mediocre! Teresa escribió varios libros y poesías. Les recomiendo el Libro de su Vida, Camino de Perfección y las Moradas. En una de sus poesías dijo: “Vivo sin vivir en mí y tan alta vida espero, que muero porque no muero” …para indicar su gran deseo de abrazar ya a su Esposo divino, Jesús, a quien amaba con locura. Santa Teresa de Jesús, ruega por nosotros. Terminó su vida diciendo: “Por fin muero hija de la Iglesia”.
2. Vayamos ahora al evangelio de hoy, Lucas 11, 47-54.

En aquel tiempo, el Señor dijo: «¡Ay de vosotros, porque edificáis los sepulcros de los profetas que vuestros padres mataron! Por tanto, sois testigos y estáis de acuerdo con las obras de vuestros padres; porque ellos los mataron y vosotros edificáis sus sepulcros. Por eso dijo la Sabiduría de Dios: ‘Les enviaré profetas y apóstoles, y a algunos los matarán y perseguirán’, para que se pidan cuentas a esta generación de la sangre de todos los profetas derramada desde la creación del mundo, desde la sangre de Abel hasta la sangre de Zacarías, el que pereció entre el altar y el Santuario. Sí, os aseguro que se pedirán cuentas a esta generación. ¡Ay de vosotros, los legistas, que os habéis llevado la llave de la ciencia! No entrasteis vosotros, y a los que están entrando se lo habéis impedido».

Y cuando salió de allí, comenzaron los escribas y fariseos a acosarle implacablemente y hacerle hablar de muchas cosas, buscando, con insidias, cazar alguna palabra de su boca.
_______________________________________
MI COMENTARIO

Sigue el ataque de Jesús contra las actitudes incorrectas de los fariseos y los juristas, que se creían los mandamases. ¿Qué les echa en cara ahora? No escucharon a los profetas antiguos, que llamaban la atención contra esas posturas injustas y soberbias, pues se creían “propietarios de la verdad” y no seguían lo que Dios les decía a través de los antiguos profetas.
3. ¿Qué podemos aprender de este evangelio hoy? A ser humildes y a no creernos poseedores de la verdad, ni creer que siempre tenemos la razón en todo, en nuestra vida familiar o en nuestra comunidad. Seamos cristianos humildes que construyen con la caridad este mundo justo, solidario y lleno de esperanza. Y hagamos caso siempre a los profetas de ayer, de hoy y de siempre, pues hablan en nombre de Dios, aunque sea molestos y nos cueste practicar lo que nos dicen. Con la humildad practicaremos cuanto Dios nos pide.

Pidamos a Dios, por intercesión de santa Teresa, que nos conceda la gracia de desear la santidad en nuestras vidas a través de una vida de oración profunda y constante. Un saludo especial en este jueves a todos los sacerdotes. Les mando a cada uno la bendición de Dios, P. Antonio Rivero, L.C.